Una vuelta al cole especial

Los niños y adolescentes llevan sin ir a las aulas desde principios de marzo debido a la pandemia mundial.

La vuelta al colegio/institutos este curso será especial y diferente.

Algunos menos se adaptaran mejor o más rápidamente que otros debido a sus características personales, a su regulación emocional y sus habilidades sociales.

No obstante, la vuelta al cole este año será algo complicada para todos. Después de tanto tiempo sin pisar las aulas y si a esto le añadimos la incertidumbre de no saber como van a ser las clases…será un gran reto este curso académico.

Este comienzo de curso puede provocar ansiedad, depresión, timidez, problemas conductuales y sociales, insomnio, desfase curricular, entre otros.

Pero todos juntos podemos conseguir llevarlo de la mejor manera posible y ayudar a los menores de la casa a adaptarse lo más rápido posible.

Algunas de las recomendaciones son las siguientes:

  • Establecer rutina de sueño cuanto antes.
  • Marcar desde septiembre una rutina de deberes, aunque no tengan.
  • No ir corriendo al colegio ni a otras actividades.
  • Animar al menor a adaptarse a la nueva situación.
  • No quejarnos de la nueva situación e incertidumbre que nos toca vivir.
  • Reforzarle académicamente en todo lo que necesite.
  • Mejorar las habilidades sociales y la confianza en él mismo, siempre que sea necesario

La importancia de las Habilidades Sociales

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas que nos permiten desenvolvernos eficazmente ante situaciones sociales, pudiendo establecer relaciones adecuadas con los otros y resolver conflictos. Estas habilidades comienzan a desarrollarse desde la más temprana infancia, gracias a las relaciones que los niños establecen, y continuarán a lo largo del desarrollo. Están cargadas de emociones, sentimientos, ideas y percepciones subjetivas que influirán en las conductas que se desplieguen en las interacciones con los demás.

¿Por que son importantes las habilidades sociales en niños?

La importancia de las habilidades sociales recae en la adaptación del niño a los diferentes entornos en los que se desenvuelve: escuela, familia, grupo de iguales… Facilitando dicha adaptación o dificultándola, incidiendo en su autoestima y confianza en sí mismo. Es importante que el niño durante su crecimiento vaya desarrollando adecuadamente las habilidades sociales de cada etapa.

Un deficit en las habilidades sociales puede conllevar diferentes problemas, como puede ser timidez, agresividad, no saber decir que no, entre otros muchos.

Las capacidades que se obtienen al tener unas buenas habilidades sociales son las siguientes:

  • Resolución de problemas
  • Empatía
  • Asertividad
  • Autoestima alta
  • Confianza en uno mismo
  • Comunicación
  • Estabilidad emocional

Por todo esto es muy importante un buen desarrollo de las habilidades sociales.